Tratamiento con botox

Toxína Botulínica

El tratamiento con toxina botulínica (Botox) es una técnica discreta, indolora, rápida que no deja marcas y permite al paciente hacer su vida normal al minuto. Los hombres estan empezando a ceder a la tentacion.

La toxina botulínica (Botox) diluida se infiltra mediante microinyecciones indoloras sobre la zona a tratar, lo cual alisa las arrugas de la frente, del entrecejo y de las patas de gallo que son las zonas donde se usa habitualmente. A veces se pueden usar en el cuello para las cuerdas que aparecen relajadas y sobresalen debajo de la barbilla. En cuanto a qué edad comenzar, es muy relativo. Cada vez son más jóvenes las personas que lo solicitan y normalmente se deja de usar a partir de los 65 años, pero hay que valorar cada caso. También los hombres demandan este tratamiento que es rápido, no se lo nota nadie y rejuvenece drásticamente la mirada.